Informacion del Libano

Líbano

El Líbano (en árabe: لبنان Lubnān), oficialmente la República Libanesa (en árabe: الجمهوريّة اللبنانيّة Al-Ŷumhūriya Al-Lubnāniya, en francés: République libanaise), es un país de Oriente Próximo que limita al sur con Palestina al norte y al este con Siria, y está bañado por el mar Mediterráneo al oeste. El país es cuna de culturas fenicia, asiria, griega, romana, europea y árabe. En las ciudades de Baalbek, Tiro y Biblos existen los templos romanos y santuarios fenicios más antiguos de la humanidad. Posee uno de los IDH más altos de la región, siendo el 8º más alto del Mundo Árabe. Al ser un país influido por muchas culturas, se refleja en la diversidad de la arquitectura y la sociedad. En la capital Beirut existe la influencia arquitectónica propia de países árabes con grandes mezquitas para la población musulmana, y a la vez de países occidentales con grandes iglesias maronitas u ortodoxas para los cristianos y rascacielos modernos.
Hasta los años 1970, el Líbano era el centro financiero de Oriente Próximo, que le valió el sobrenombre de «la Suiza de Oriente Próximo». Sin embargo, su importancia económica se desintegró con la terrible Guerra Civil Libanesa de 1975–1990, que destruyó un equilibrio político ejemplar.
Hacia mediados de 2006, el país había recuperado un considerable grado de estabilidad y desarrollo, la reconstrucción de Beirut estaba casi completa y un número creciente de turistas volvía al país. Sin embargo, en el verano de 2006 se desató el ataque de Israel al Líbano, de un mes de duración, que causó un gran número de bajas civiles e importantes daños en la infraestructura del país. El 14 de agosto se alcanzó un alto al fuego tras un llamamiento al fin de las hostilidades del Consejo de Seguridad de la ONU.
A pesar de conflictos cercanos como Siria, Israel y Palestina, su capital Beirut vuelve a ser uno de los centros financieros, económicos y comerciales más grandes y modernos, y una de las ciudades más vanguardistas y multiculturales del Medio Oriente.

Gobierno y política

La República del Líbano todavía se rige según la Constitución de 1926, reformada con posterioridad y revisada en profundidad en 1990 por la ONU. Según la Constitución, la Asamblea de Representantes (Majlis al-Nuwab en árabe, “Le Parlement” en francés) es el cuerpo legislativo. Se elige por periodos quinquenales por el pueblo libanés mediante sufragio universal. La Asamblea de Representantes es multirreligiosa.
El Presidente de la República Libanesa, nombra al Primer Ministro después de consultas parlamentarias obligatorias, el que nombra los miembros del Gabinete, el cual ejerce la función ejecutiva. El presidente de la República del Líbano perdió muchas competencias después del acuerdo “Ta´ef” en el año 1990.
Por ley, el cargo de Presidente de la República debe ser ocupado siempre por un cristiano maronita, el de Primer Ministro por un suní y el de Presidente del Senado por un chiita, con el fin de que ninguna minoría del país pueda quedar discriminada por el gobierno.
El símbolo del país es el cedro, cuyos bosques cubrían todo el Líbano en la Antigüedad y cuya madera era uno de los principales productos de exportación ya en tiempos de los fenicios. El cedro preside de forma solitaria tanto la bandera como el escudo nacional.
Organización territorial
El Líbano está dividido en ocho gobernaturas (muḥāfaẓāt, sing. muḥāfaẓa); desde 1 de julio de 2003 el país cuenta con dos provincias nuevas, Baalbeck-Hermel en el Líbano del este y Akkar en el Líbano del norte, sumando el total de las ocho mencionadas.

• Akkar
• Baalbeck-Hermel
• Beirut
• Valle de Beqaa
• Líbano-Norte
• Líbano-Sur
• Monte Líbano
• Nabatiye

Geografía

Limita al Sur con Israel, al Norte y al Este con Siria y esta bañado por el mar Mediterráneo al Oeste. El Líbano es un Estado de Oriente Próximo, al oeste de Asia, situado junto al Mar Mediterráneo, que baña sus costas occidentales. Al norte y al este, el Líbano da paso a las tierras semidesérticas de Siria, y al sur la estrecha frontera del país se encuentra con los límites de Israel.
Básicamente el relieve libanés, bastante montañoso, puede dividirse en cuatro grandes unidades estructurales, que se suceden de oeste a este; primero, una franja costera bastante estrecha, donde se asientan los núcleos de población principales; segundo, la Cordillera del Líbano, una masa caliza con altitud máxima superior a los 3.000 m; en tercer lugar, la depresión sinclinal de la Bekaa; y finalmente, la Cordillera del Antilíbano, que constituye el límite natural con Siria. En la franja costera se escalonan una serie de terrazas formadas en el pleistoceno que se elevan hasta 100 metros sobre el nivel del mar. La cordillera del Líbano, más elevada en el norte que en el sur, alcanza su altitud máxima, y la de todo el país, en el Kurnat as-Sauda (3.088 m). El Antilíbano, más al este, se levanta hasta los 2.814 m en su prolongación meridional. En ambas cordilleras predominan las calizas mesozoicas del Jurásico y del Cretácico), ya que formaban un sistema único que fue dividido en dos por el proceso de formación del Valle del Gran Rift. La parte hundida corresponde a la depresión de la Bekaa, y se extiende entre los 800 y 1.200 m de altitud.

Clima

El clima del Líbano está influido por dos factores: el relieve y la proximidad o lejanía del mar. Se distinguen, por tanto, un clima costero, bastante árido y templado, de caracteres netamente mediterráneos, uno de montaña y uno árido y seco, más al este. En Beirut, la pluviosidad anual oscila entre 800 y 900 mm, y los promedios de temperatura de enero y agosto son de 14,4 °C y 25,6 °C, respectivamente, y en la vertiente oeste de la Cordillera del Líbano se alcanzan los 2.000 mm anuales. La fosa sinclinal es mucho más seca, con menos de 400 mm de lluvias al año. El litoral tiene un clima mediterráneo con inviernos suaves y veranos largos y cálidos. En Beirut la temperatura oscila entre 23º y 32 °C en agosto y 11º y 17 °C en enero. En la montaña los inviernos son fríos, con frecuentes heladas.

Vegetación e hidrografía

El bosque cubre el 0,7 % de la superficie total del país. La vegetación es típicamente desértica en la franja costera y también, en general, en las regiones poco elevadas; según el tipo de suelo predomina la maquia o la garriga. Los abetos y los cedros se encuentran en algunos parajes de montaña situados entre los 10 y los 20 m, con hayas, abetos y cedros en los montes del norte; frondosos bosques de pinos y encinas cubren las vertientes de los montes meridionales.
Según WWF, el territorio del Líbano se reparte entre dos ecorregiones de bosque mediterráneo en función de la altitud: el bosque del Mediterráneo oriental en las zonas bajas y el bosque montano de Anatolia meridional en las más elevadas.
Con respecto a la hidrografía los ríos, en general, tienen régimen torrencial; los dos más importantes del país, el Leontes Litani y el Orontes Assi, tienen aguas perennes y bastante caudales.

Economía

La agricultura es de tipo mediterráneo —viñas, olivos, trigo, cebada, frutas, hortalizas, remolacha y tabaco— y supone el 12% de su PIB. La ganadería y la pesca tienen poco peso y se han reducido los valiosos bosques de cedro. Posee industria textil y refinerías de petróleo. El sector servicios, con el comercio como principal actividad, genera el 67% del PIB. La balanza comercial es muy deficitaria debido a los bajos recursos y la abultada deuda externa. En junio de 2009 se informa que el nuevo gobierno del Líbano deberá hacer frente a su abultada deuda externa. Sin embargo el Líbano tiene una alta proporción de mano de obra calificada igual al nivel de la europea, que es la más alta entre los países árabes.
La capital del país fue muy perjudicada por la guerra civil, y actualmente sufre un gran proceso de reconstrucción y recibe gran cantidad de ayuda externa.

Agricultura

La agricultura es el sector económico menos popular atrayendo solo el 12% de la mano de obra total, contribuye aproximadamente el 11.7 % del PBI del país. Irónicamente es ideal para esta actividad ya que tiene disponibilidad de agua, fertilidad del suelo y la proporción más alta de tierra cultivable en el mundo árabe.
Industria
Líbano carece de las materias primas naturales y depende de los países árabes para obtener petróleo y el establecimiento de industrias productivas rentables, por lo que el foco de la fabricación del Líbano y la reinstalación de los productos importados. En 2004 el sector industrial fue del 26% de la fuerza de trabajo y ha contribuido al 21% del PIB. De las industrias más la industria de alimentos, textiles, productos químicos, cemento, productos de madera, metal, joyería, refino de petróleo, y hay otros recursos naturales como la piedra caliza, mineral de hierro y sal.

Servicios

La mayoría de los sectores económicos más importantes del Líbano son del sector de servicios y en determinados sectores del turismo y los bancos. Su régimen capitalista y la ley de secreto bancario en el lugar atrajo el capital de muchos. Y la naturaleza de las atracciones del país y las actividades turísticas y culturales lo convierten en un imán para los turistas y de destino especial para los turistas desde el Golfo Arábigo, incluso durante las crisis. 65% de la fuerza laboral trabaja en el sector de servicios, este sector contribuye al 67,3% del PIB. Afectado a la economía libanesa, duramente afectados por la guerra civil que terminó en 1990. La economía ha mejorado rápidamente, en el año 2006, registró activos de los bancos más de $ 75 mil millones22 también registró aumento de turistas al 49,3% en comparación con 2005, alcanzando el valor de invertir en el mercado hasta el 10,9%, pero el ataque del año julio de 2006 destruyó la economía del Líbano, en particular el sector del turismo, pero que el turismo volvió a niveles altos desde el verano de 2007.

Transportes

Aeropuertos

El Aeropuerto Rafic Hariri, (anteriormente conocido como Aeropuerto Internacional de Beirut) es el único comercial existente en el país, es junto al Puerto de Beirut las principales puertas de entrada al Líbano, posee diversas conexiones a Europa, Africa y Asia. Es el eje central de la línea aérea nacional del Líbano, Middle East Airlines (MEA). El Aeropuerto es moderno y atiende la demanda de grandes empresas del mundo, sirve de escala para los vuelos que vienen del occidente y van hacia el Medio Oriente o Extremo Oriente, por él transitan 4,085,334 aproximadamente según un censo realizado en el 2008. El Líbano posee pocos aeropuertos, siendo que algunos de ellos son bases aéreas militares.

Puertos

El Puerto de Beirut y Trípoli son las principales entradas marítimas del Líbano. En el 2009 inauguró un moderno puerto tipo bahía en la ciudad de Jounieh, cercana a Beirut, principalmente para abarcar cruceros turísticos. Anteriormente el Puerto de Beirut era un centro obligatorio para las líneas marítimas que servían el Mediterráneo Oriental.

Carreteras

Existe un total de 6.300 km de carreteras en Líbano. En Beirut, Jounieh y principales ciudades del país existen autopistas y avenidas amplias y pavimentadas, sin embargo en pueblos montañosos más distantes de la capital existen fallas en el estado del asfaltado de las carreteras.

Ferroviarias

La primera línea ferroviaria fue construida en 1895, cuando el país pertenecía al Imperio Otomano, estableció una conexión entre Beirut y Damasco. En 1906 se construyó una segunda línea, que iba desde Riayk hasta Aleppo. La línea ferroviaria se destruyó durante la Guerra Civil Libanesa, el último viaje en tren se realizó en 1977. Desde el final de la guerra civil se quiere recuperar la red ferroviaria, pero hasta ahora nada se ha hecho.

Demografía

El Líbano ha sido tierra de acogida de minorías perseguidas como los armenios (4%) y los palestinos (9,5%), asentados estos últimos en campos de refugiados.
El 90,1% de los libaneses se concentra entre las ciudades costeras. En Beirut vive más de un millón y medio de personas. Actualmente, la mayoría de los libaneses viven fuera de su país.

Diáspora libanesa

Millones de personas de origen libanés se extienden por todo el mundo, en su mayoría cristianos,24 especialmente en América Latina.25 Brasil es el país que tiene la mayor población de expatriados libaneses en el mundo. Seguido de demás países americanos como Estados Unidos, Canadá, Argentina, Uruguay, Colombia, México, entre otros.26 Un gran número de libaneses que emigraron a África occidental, especialmente en Costa de Marfil (el hogar de más de 100.000 libaneses)27 y Senegal (unos 30.000 libaneses) hacen parte de la misma diáspora.28 Algunos países anglo-parlantes tienen en sus ciudadanos y minorías a la libanesa como una de las más numerosas; en ese caso se destaca Australia, que es el hogar de más de 270.000 libaneses, Algunos Países Francofonos como Francia tienen más de 250,000 Ciudadanos Libaneses, Québec la Provincia Francofona del Canadá acoge a la comunidad más grande de Libaneses dentro de los límites de Canadá y en Bélgica y Suiza 7,000 y 5,800 respectivamente otros países como Ecuador también tienen una importante población y Colombia tiene un ex-presidente de origen libanés (Julio Cesar Turbay). (est. 1999).

Idiomas

El artículo 11 de la Constitución del Líbano afirma que «el árabe es el idioma oficial del país. Una ley determina los casos en los que el francés sea utilizado».1 La mayoría de los libaneses emplean el uso del dialecto libanés del árabe, conocido como árabe libanés, mientras que el árabe estándar moderno se utiliza sobre todo en las revistas, los periódicos y los medios de difusión oficiales. Asimismo, muchos libaneses hablan con fluidez el francés, que es la lengua de la cultura y la comunicación. El inglés ya se ha convertido en la lengua más importante y propagada entre los jóvenes. El español también está presente pero con menos de 1% de la población, y es hablado básicamente por emigrantes a países de habla hispana y/o sus descendientes que han retornado al país. El 4% de la población habla el armenio porque hay una minoría de origen armenio. Gracias a los mercados financieros asentados en Líbano, la nación se ha caracterizado por ser un país altamente comercial, en donde el conocimiento de varias lenguas extranjeras es usual en los círculos altos y medios de sus pobladores, y por ello un 45% de los libaneses hablan francés. Estudios recientes realizados por el gobierno libanés demuestran que los bilingües árabe-francés constituyen un 28,9% de la población. Se puede decir que el Líbano es un país trilingüe, donde el árabe es la lengua materna y vernácula, el francés es la lengua cultural30 y el inglés es la lengua utilizada para las comunicaciones con el exterior.

Religión

En el Líbano coexisten dos religiones: La cristiana y la musulmana. Alrededor del 47% de los libaneses son musulmanes (en torno a un 32% chiitas, un 15% sunitas, y un 1% alauitas). Aunque algunas fuentes como Euronews31 o el diario español La Razón32 cifran el número de cristianos en un 53% (2012),The New York Times lo cifra en «más del 30%».33 Según el World Factbook de la CIA, de 2009, un 40% son cristianos, principalmente maronitas y ortodoxas, con importantes comunidades católicas, católicas del rito oriental, protestantes, y de otras iglesias como ortodoxos armenios, católicos armenios, así como fieles de la Iglesia asiria del Oriente y de la católica caldea. Por último, un 6% son drusos.34 Al contrario que en otros países árabes con importante presencia cristiana, como Siria o Jordania, las relaciones entre musulmanes y cristianos han sido tradicionalmente bastante tensas, y han motivado no pocos conflictos internos en el país.

Cultura

La cultura del Líbano tiene raíces principalmente árabes, fenicias y arameas, con una importante influencia occidental, principalmente francesa. El Líbano es un territorio que ha sido habitado por muchos pueblos y culturas durante miles de años. Los libaneses provienen étnicamente de muchos pueblos (fenicio, asirio, griego, romano, europeo y árabe). La Biblioteca Nacional se encuentra en fase de reconstrucción tras las dos últimas guerras.

Gastronomía

La gastronomía libanesa es el conjunto de platos y de costumbres culinarias de los habitantes del Líbano, esta cocina es extraordinariamente diversa y posee especialidades propias y adaptadas de los diferentes países de su entorno. Con alimentos frescos y sabrosos, junto algunas especias, los libaneses han adaptado lo mejor de la cocina turca y la árabe aderezándolo con un aire de la francesa. La gastronomía libanesa utiliza principalmente la carne de cordero, teniendo entre sus platillos más conocidos en el mundo la diversidad de Kibbe, se prepara crudo, al horno, frito, en diversas formas, la más usual es el Kibbeh bola relleno, que tiene forma ovalada, está relleno de carne con cebolla y piñones.

La meze, consiste en una serie de platos que son ordenados en restaurantes, consisten en distintas cremas de vegetales tales como el garbanzo (hummus), queso cremoso (labne), en algunos casos el pimentón (siendo este herencia siria), de entrada trae carnes crudas como son la carne de vaca, de hígado y blanca, con sal y pimienta al gusto, también incluye ensaladas como son el tabuleh y el fatush, el kibbeh, carnes asadas y frituras diversas, entre otras cosas.

Deporte

De los deportes de invierno más importantes está el esquí, realizado en más de seis zonas de montaña. En la flor del verano están las actividades marinas (natación, surf, vela) en las costas del Mar Mediterráneo y el montañismo y la exploración de cuevas. Otros deportes son: el balonmano, fútbol, tenis, baloncesto, voleibol, tiro con arco, rugby, ciclismo, atletismo, maratón, tenis de mesa, el esquí, la lucha, equitación, el Kickboxing, el Kung Fu, karate, esgrima, aikido, judo, el taekwondo, ajedrez, gimnasia, natación, boxeo, esquí acuático, levantamiento de pesas, bádminton, vela, tiro y pesca, Rally, patinaje sobre hielo, hockey, buceo y la natación en tipos, Tai Boxing Association, baile deportivo, campo de golf, squash, juegos como canoa y kayak en el mar, y juegos de cartas como Alleja, Trnib, arbatage y bridge, juegos de dados, como el atrapado y el franco.